Cookie Notice: This site uses cookies to provide you with a more responsive and personalized service. By using this site you agree to our use of cookies. Please read our Cookie Notice for more information on the cookies we use.

Skip to Content
3 de agosto del 2018 Article 2 min read

Si usted es una empresa multinacional con operaciones existentes o previstas en los Estados Unidos, se puede estar preguntando sobre su siguiente movimiento en este nuevo panorama fiscal de los Estados Unidos. A continuación se muestran algunos conceptos básicos a tomarse en cuenta.

Si usted es una empresa multinacional con operaciones existentes o previstas en los Estados Unidos, probablemente ha escuchado un poco de eco sobre la reciente reforma fiscal de los Estados Unidos y otros desarrollos. Con la nueva legislación y toda una multitud de acrónimos, aquí presentamos cuatro disposiciones con las que usted necesita familiarizarse para eliminar el eco, y enfocarse en lo que es importante para su negocio.

La Ley de Recortes Fiscales y de Empleos (Tax Cuts and Jobs Act, TCJA por sus siglas en inglés) aprobada el 22 de diciembre de 2017, representa uno de los cambios más significativos que el código fiscal de los Estados Unidos haya sufrido en los últimos 30 años. En particular, cabe destacar que TCJA disminuyó la tasa fiscal corporativa de los Estados Unidos de un 35 a un 21 por ciento y llevó a los Estados Unidos de un sistema de fiscalización a nivel mundial a un sistema híbrido territorial, dando a los accionistas con un 10 por ciento o más de participación, una exención sobre los dividendos futuros de subsidiarias extranjeras a cambio de un pago único de impuesto sobre las ganancias no repatriadas anteriormente. El paquete fiscal fue un enfoque de persuasión, destinado aincentivar ciertas actividades, como el regresar la propiedad intelectual al país de origen, mientras se desalentaba a otros, como el movimiento de la utilidades mediante pagos inter-compañías-.

Observemos algunos de los cambios clave que probablemente impactarán negocios multinacionales.

El paquete fiscal fue un enfoque de persuasión, destinado para incentivar ciertas actividades mientras que otras se desalentaban.

Limitación del interés empresarial

Esta nueva reglamentación reemplaza las limitaciones anteriores relacionadas a la condonación de intereses de los Estados Unidos, misma que solo resultaba aplicablesolamente al interés pagado a (o garantizado por) beneficiarios de exención fiscal y extranjeros. Conforme a la nueva ley, todos los intereses pagados por una empresa de los Estados Unidos, ya sean nacionales o extranjeros, relacionados o no relacionados, están limitados a 30 por ciento de las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA por sus siglas en inglés) basadas en los impuestos de los contribuyentes de los Estados Unidos.

Impuesto alternativo de la erosión de base (Base erosion alternative tax, BEAT, por sus siglas en inglés)

Esta nueva sección del código aplica para inversionistas corporativos entrantes a los Estados Unidos y empresas multinacionales, ya que se enfoca específicamente a los pagos intercompañías, como las comisiones por administración, regalías, dividendos, intereses, etc., y calcula un impuesto alternativo sobre una base de ingresos en dónde no están permitidos estos pagos como deducciones. Las empresas con $500 millones de ingresos brutos obtenidos en los Estados Unidos deberán evaluar si BEAT aplicará a sus organizaciones.

Impuesto mínimo a ingresos intangibles globales con baja imposición (Global Intangible low-taxed income GILTI, por sus siglas en inglés)

Esta sección del código aplica para las personas de los Estados Unidos con subsidiarias corporativas en el extranjero y resulta en una eliminación de la capacidad de diferir los ingresos más allá del 10 por ciento de los activos comerciales amortizables en esa jurisdicción extranjera. El impacto es más punitivo para los accionistas no corporativos (“pass-throughs” y personas físicas de los Estados Unidos), pero en un contexto corporativo, GILTI origina un impuesto de alrededor del 10 por ciento en esas ganancias extranjeras que excede el límite, y la entidad recibe un crédito fiscal extranjero para la compensación.

Impuesto sobre el ingreso derivado de intangibles en el extranjero (Foreign derived intangible income FDII por sus siglas en inglés)

Uno de los pocos incentivos en la reforma fiscal, FDII es una deducción del 37.5 por ciento para los contribuyentes corporativos de los Estados Unidos, incluyendo subsidiarias corporativas multinacionales de los Estados Unidos con base en el extranjero, que obtienen ingresos sobre la venta de productos o servicios a partes extranjeras no relacionadas. Así que, si su negocio exporta productos o servicios fuera de los Estados Unidos, es muy probable que obtenga una tasa impositiva de menos del 21 por ciento.

¿Cuál es su siguiente movimiento en este nuevo panorama fiscal de los Estados Unidos? Revise nuestro manual de estrategias de la reforma fiscal y nuestra aplicación web. Lo llevará paso a paso a través de varios ámbitos de la reforma, con explicaciones detalladas y un enfoque práctico de planeación.

¿Todavía tiene preguntas? Uno de nuestros especialistas puede ayudarle a determinar lo que hace sentido para su organización, ya sea que quiera asegurar el cumplimiento de los Estados Unidos para su negocio actual o que esté planeando una expansión futura a los Estados Unidos.

Tax Reform banner