Skip to Content
29 de enero de 2019 Article 1 min read
A partir del 1 de Enero de 2019, las autoridades fiscales de México han eliminado la capacidad de los contribuyentes para compensar impuestos efectivamente. Descubre cómo esto puede ser negativo al afectar la administración del flujo de efectivo de tu organización internacional.

Un cambio reciente en las regulaciones fiscales de México ha eliminado la capacidad de una organización para compensar los diferentes tipos de saldos de impuestos federales entre sí (por ejemplo, impuestos sobre la renta e impuesto al valor agregado [IVA]). Esto se conocía anteriormente como compensación universal. A partir del 1 de enero de 2019, una organización solo puede compensar los saldos fiscales positivos con los montos adeudados por el mismo impuesto. Por ejemplo, un pago en exceso en el IVA sólo puede recuperarse mediante una compensación contra futuras retenciones de IVA, o el contribuyente puede solicitar un reembolso.

Antes de este cambio, un pago en exceso en un tipo de impuesto federal era elegible para ser compensado con los montos adeudados o retenidos por otro impuesto federal. Otro ejemplo de esto es un sobrepago en el IVA que podría haberse compensado con un pago del impuesto sobre la renta.

Este cambio puede tener un impacto negativo en los flujos de efectivo de las empresas en México. Para obtener más información y analizar cómo esto puede afectar a su Organización, comuníquese con nuestro equipo internacional.